Los diseños de sillas más icónicos

Estamos seguras de que en algún momento viste estos modelos de sillas (Incluimos fotos para ilustrar los diseños). Es importante destacar que los diseños originales siempre están acompañados de firmas y sellos de autenticidad.

Hagamos un recorrido súper rápido por sus nombres y diseñadores.

[modula id=”10125″]

1. Wishbone (+ una Mesa Tulip de plus)

Also known as the CH24 or Y Chair, it was designed by Hans Wegner in 1949 for Carl Hansen & Søn as part of the “Chinese chairs” series inspired by portraits of Danish merchants sitting on Ming dynasty chairs.

Tiene apoyabrazos de madera curvada, asiento tejido en cuerda y su nombre hace referencia a su respaldo en forma de Y.

La Wishbone es un ejemplo clásico del diseño moderno de mediados de siglo y un emblema del modernismo danés. Es cómoda, resistente, funcional y muy elegante. En resumen, es un clásico atemporal que aporta estilo y sofisticación a cualquier espacio.

«La buena silla es una tarea con la que uno nunca termina por completo.»

Hans Wegner


La Tulip es una mesa diseñada por Eero Saarinen en 1956. Se caracteriza por su diseño elegante y minimalista, con una base en forma de pedestal. La mesa está hecha de fibra de vidrio moldeada con una parte superior redonda y ovalada, y fue diseñada para lograr un entorno despejado. Como dijo Saarinen: "Tener una superficie única e ininterrumpida, libre de desorden y distracciones".

La mesa Tulip fue un diseño innovador que marcó una nueva era en el diseño de muebles modernos. Hoy en día, sigue siendo una elección muy popular gracias a sus líneas limpias y minimalistas.

2. Cesca

La Cesca o B32 tiene un lugar especial en la historia del diseño. Marcel Breuer la creó en 1928 y Knoll se encargó de fabricarla. Esta silla exhibe una combinación armoniosa de materiales y formas. Cuenta con un respaldo y asiento entrelazados en malla trenzada, sostenidos por un marco de acero tubular que puede complementarse con apoyabrazos.

Se distingue por sus características y curvadas patas cromadas, así como por la paja vienesa entretejida a mano. Desde su creación, ha mantenido el estatus de pieza apreciada.

«Me interesa tanto el más mínimo detalle como la estructura completa.»

Marcel Breuer

[modula id=”10133″]

3. Panton

Diseñada por el arquitecto y diseñador danés Verner Panton en 1959, esta silla se erige como un icono del diseño moderno. Hizo su debut en la Feria de Muebles IMM en Colonia en 1968, cautivando al público con su revolucionaria construcción de plástico en una sola pieza. Esta silla pionera, inspirada en la era espacial, encarna una estética futurista que resonaba con el espíritu de la época.

La Silla Panton revolucionó el concepto del diseño de muebles. Es práctica, cómoda, resistente y fácil de transportar y almacenar. Su forma elegante e innovadora la convirtió en un emblema del mundo moderno. Las primeras versiones eran blancas, negras y rojas. En 1968, Panton lanzó la versión transparente, hecha de plástico Makrolon desarrollado por la empresa alemana Bayer. Fue un éxito inmediato.

«The main purpose of my work is to provoke people into using their imagination and make their surroundings more exciting.»

Verner Panton


4. BKF

La BKF o "Silla Mariposa" fue diseñada en 1938 por el Grupo Austral, compuesto por los arquitectos Antonio Bonet, Juan Kurchan y Jorge Ferrari-Hardoy. Este equipo, formado originalmente en París bajo la tutela de Le Corbusier, luego se estableció en Buenos Aires, donde crearon muchas de sus obras reconocidas.

La silla BKF se caracteriza por su diseño simple y elegante. Está fabricada con un marco de metal ligero y un asiento de lona. Es versátil y puede ser utilizada tanto en interiores como en exteriores, además de poder plegarse para un fácil almacenamiento. Es un testimonio de la creatividad e ingenio de sus diseñadores, y nos recuerda el rico legado del diseño argentino.

Creemos que merece un post aparte, vamos a preparar algo para los próximos meses.

[modula id=”10151″]

5. Eames Molded Plywood

La silla de contrachapado moldeado Eames es una pieza clásica del mobiliario moderno de mediados de siglo. Fue diseñada por Charles y Ray Eames en la década de 1940, y aún hoy es una de las sillas más populares en el mundo.

Está hecha de una sola pieza de contrachapado moldeado, lo que le otorga un aspecto suave y orgánico. Además, es muy cómoda gracias a su asiento y respaldo curvados.

Charles y Ray Eames fueron pioneros en el uso del contrachapado moldeado en el diseño de muebles. Su trabajo con el contrachapado moldeado fue inspirado por sus experiencias durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fueron contratados por la Marina de los Estados Unidos para desarrollar férulas de encolado, camillas y estructuras de planeadores. Después de la guerra, los Eames continuaron experimentando con el contrachapado moldeado y desarrollaron un nuevo proceso que les permitía moldear el contrachapado de manera que crearan curvas y formas complejas. Este proceso les permitió diseñar sillas que eran a la vez cómodas y elegantes. El uso del contrachapado moldeado por parte de los Eames tuvo un impacto profundo en el mundo del diseño, y sus sillas ahora se consideran clásicos.

«Reconocer la necesidad es la condición primordial para el diseño».

Charles & Ray Eames


6. DSW

También de los Eames, estamos seguros de que estás muy familiarizado con este modelo.

La silla DSW, también conocida como la Silla Lateral de Plástico Eames, data de 1950. Fue una de las primeras sillas de plástico producidas en masa que tuvo éxito comercial, y sigue siendo una de las sillas más populares en el mundo. Está hecha de una sola pieza de plástico moldeado, con una base de madera.

Originalmente, fue diseñada para el Concurso Internacional de Diseño de Muebles de Bajo Costo, organizado por el Museo de Arte Moderno (MoMA) en Nueva York en 1948. El concurso estaba abierto a diseñadores de todo el mundo y el objetivo era crear una silla asequible y cómoda. La silla DSW ganó el concurso y fue un éxito inmediato, convirtiéndose rápidamente en una de las sillas más populares en el mundo.

«Los detalles no son solo detalles. Ellos hacen el diseño».

Charles Eames

[modula id=”10257″]

7. Wassily

Una vez más Marcel Breuer. La silla Wassily es de tubo de acero curvado, un material nuevo en aquella época. El diseño se inspiró en el manubrio de una bicicleta, que Breuer había visto mientras trabajaba como aprendiz del arquitecto Peter Behrens.

La silla recibió su nombre en honor a Wassily Kandinsky, reconocido pintor ruso amigo de Breuer. Kandinsky era admirador del diseño de la silla y la utilizaba frecuentemente en sus pinturas. La silla Wassily fue exhibida por primera vez en la Bauhaus, una escuela de arte alemana donde Breuer enseñaba.


8. Plia

La silla Plia es una silla ligera y portátil hecha de polipropileno, fácil de plegar y desplegar, lo que la convierte en una pieza de mobiliario conveniente y versátil. Fue diseñada por Giancarlo Piretti en 1968 y producida por primera vez por Kartell, una empresa italiana de muebles. La silla Plia todavía se fabrica en la actualidad y está disponible en una variedad de minoristas.

Está expuesta en en las Galerías de Diseño y Arquitectura del MoMA.

No encontramos reflexiones de este gran diseñador. Si conoces alguna, por favor compartila con nosotras.



Hay muchas otras sillas de diseño geniales que no incluimos pero no se preocupen, las vamos a ver en próximas publicaciones. También pensamos que sería bueno armar una nota con la colección completa o por diseñador. ¿Qué les parece? Nos encantaría conocer sus opiniones!

ES